https://fiqa.com.mx/wp-content/uploads/2022/04/WhatsApp-Image-2022-05-03-at-12.16.44-PM.jpeg

A casi año y medio de la implementación del etiquetado frontal de advertencia varios productos han cambiado la reformulación de sus ingredientes para evitar tantos sellos y leyendas en sus productos. Los consumidores mexicanos consideran que ha sido útil para la toma de decisiones en el momento de la compra, por lo que podríamos decir que el impacto de los sellos ha traído buenas consecuencias.

Reformular un producto es una práctica que se ha incrementado y ha reflejado una oferta de productos alimentarios más sanos, un ejemplo muy claro son las cajas de cereales, antes solo el 5.9% no tenía sellos y ahora el 11% del mercado no cuenta sellos. Las empresas evitan perder ganancias mediante esta práctica en todos sus productos.

En una encuesta realizada a finales del 2020 ejecutada por la Agencia de Investigación Social Estratégica Dinámica para El Poder del Consumidor, para conocer el impacto de los sellos en los consumidores mexicanos,  reveló que los consumidores consideran a los sellos útiles para la toma de decisiones y que es comprensible su lectura. Que es una buena práctica para que las empresas comiencen a ofrecer productos más saludables.

De esta forma, y según Ingre Dion, empresa dedicada ala elaboración de insumos para la industria alimenticia, de mascotas o de cuidado personal, se ha observado que los hábitos de consumo en los mexicanos han cambiado de manera favorable para la salud, puesto que ahora prefieren productos con la menor cantidad de sellos posible, productos con menores niveles de azúcar, grasas o sodio, sobre todo a la hora de comprar productos para los pequeños de la casa.  

Si hay algo que se debe celebrar es la modificación a la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051, ya que su único propósito es brindar mayor información nutricional a los consumidores mexicanos. Para así combatir con las altas cifras de obesidad y otras enfermedades en México.

Compartir